lunes, 22 de octubre de 2007

Wigginsia tetracantha







Como su nombre lo indica, esta cactacea de buen porte, se destaca por que la gran mayoría de sus areólas tienen cuatro espinas (una para cada punto cardinal) y por sus finas costillas, en gran número y con la típica "Naríz de Wigginsia". Al igual que sus compañeras de género, alarda su característica lanosidad central.

1 comentario:

blf dijo...

Visito tu blog desde hace algún tiempo (no sé si ya te he dejado algún comentario) y me llama la atención que los cactus siempre están rodeados de verde.

Siempre interesante.